lunes, 5 de mayo de 2008

I LOMBARDI ALLA PRIMA CROCIATA

LIBRETO
El libreto (solo en italiano) puede obtener
AQUÍ

SINOPSIS ARGUMENTAL
Es la época de Las Cruzadas y la acción tiene lugar en Milán (Acto I), Antioquía y sus proximidades (Acto II) y cerca de Jerusalén (Actos III y IV).


Acto I (La venganza): En el pasado, Pagano- en un momento de ira- ha atacado a Arvino (su hermano) por haberse casado con Viclinda que era la mujer a quién él amaba. Hoy, su arrepentimiento es festejado por los milaneses ante la iglesia de San Ambrosio. Arvino besa a su hermano y confirma la reconciliación. La ceremonia concluye con el anuncio por el prior de Milán de que Arvino ha sido nombrado caudillo de los lombardos que están a punto de partir en cruzada hacia Tierra Santa.


Pagano- cuyo arrepentimiento ha sido fingido- se queda sólo con su escudero Pirro y le da cuenta de sus futuros proyectos: amparado por la noche matará a su hermano. Aparecen Viclinda y su hija Giselda y como no están convencidas de los nuevos sentimientos de Pagano, oran prometiendo ir en peregrinaje al Santo Sepulcro si todo sale bien.


Amparado en la oscuridad, Pagano entra en la alcoba de Arvino para aparecer poco después con su espada ensangrentada y trayendo consigo a Viclinda. Pero justo en ese momento aparece también Arvino y Pagano, horrorizado, se da cuenta de que- por confusión- ha matado en realidad a su propio padre (Folco). Arvino quiere atravesar con su espada a Pagano pero se opone Giselda y pide la maldición divina para su acción: El horror por lo que ha hecho acompañará a Pagano y será el peor de los castigos por su parricidio.


Acto II (El hombre de la caverna): El tirano de Antioquía (Acciano) en su palacio regio, pide a Alá venganza sobre los cristianos que están sembrando la destrucción. Oronte (su hijo) interroga a su madre (Sofía) acerca de la prisionera Giselda, a la que ama. Giselda añora su patria pero está dispuesta a casarse con Oronte si reniega de sus creencias y se hace cristiano.


En una caverna de los alrededores, un ermitaño escucha entusiasmado la llegada del ejército cristiano: es Pagano que ha viajado a Tierra Santa en busca de consuelo y expiación por su delito. Se le acerca Pirro pidiendo perdón (pues se ha hecho musulmán) y Pagano le pide que en su condición de defensor de las murallas, abra las puertas a las tropas cristianas. Llega Arvino para recibir ayuda espiritual del ermitaño (evidentemente no reconoce a su hermano). Este le dice que esa misma noche entrará en la ciudad.


A pesar de que las mujeres del harén con cánticos y bailes traten de consolarla, Giselda está triste. Se escuchan gritos de terror: los cristianos han entrado en palacio y han dado muerte a Acciano y Oronte. Aparece Arvino y su hija Giselda le rechaza con furor. Loca de pena, maldice el triunfo cristiano conseguido a costa de tanta destrucción y muerte. Arvino repudia a su hija. Cuando está a punto de herirla, surge de repente el ermitaño Pagano que detiene su mano.


Acto III (La conversión): En el valle de Josafat, peregrinos y cruzados suspiran por la conquista de Jerusalén. Entre ellos, Giselda que piensa en Oronte y en el amor que todavía siente por él. Oronte había sido dado por muerto cuando en realidad fue herido grave. Por eso puede aparecer disfrazado de soldado lombardo ante su amada. Ambos deciden huir y vivir juntos, escondidos y en soledad. Mientras se escucha a lo lejos el fragor de la contienda. A Arvino le llegan informes de que Pagano ha sido visto vagando por el campamento y manifiesta su odio contra él además de su desprecio hacia su hija.


En la caverna del ermitaño descansan Oronte y Giselda. El primero no ha podido superar los efectos de sus heridas y está agonizando en los brazos de su amada. El ermitaño Pagano le consuela asegurándole la salvación si recibe el bautismo. Oronte acepta y muere cristiano, arropado por el cariño de Giselda y la bendición del eremita.


Acto IV (El Santo Sepulcro): Padre e hija se reconcilian por fin con la intervención del ermitaño. Giselda tiene una visión: se le aparece Oronte diciendo que ha sido recibido en el cielo y que las aguas del Siloé saciarán la sed de los cristianos. El ejército cristiano y los peregrinos recuerdan con nostalgia su patria lejana. De repente aparecen Arvino, Giselda y el ermitaño Pagano con la feliz noticia de que han encontrado las aguas del Siloé, señal de que el Señor está con ellos.


Tiene lugar una feroz batalla en la cual el eremita Pagano resulta mortalmente herido. En la tienda de Arvino, antes de morir, descubre su identidad y pide perdón al hermano. Arvino abraza a Pagano en señal de reconciliación total. A lo lejos se ve la ciudad de Jerusalén enarbolando en el palo mas alto la bandera cristiana que brilla al viento acariciada por el sol.


DATOS DEL ESTRENO

Tipo de Obra
Drama lírico en cuatro actos

Autor y origen del libreto
Temistocle Solera, basado en el poema homónimo de 1826 de Tommaso Grosi. Solera redactó para Verdi cuatro libretos: éste y además Nabucco, Giovanna D’Arco y Attila.

Fecha estreno y lugar
Teatro alla Scala de Milán el 11 de febrero de 1843, dirigida por el primer violín: Eugenio Cavallini.

Intérpretes del estreno
* Arvino (tenor): Giuseppe Severi
* Pagano (bajo): Prosper Dérivis
* Giselda (soprano): Erminia Frezzolini
* Oronte (tenor): Carlo Guasco
* Viclinda (soprano): Teresa Ruggeri
* Pirro (bajo): Gaetano Rossi
* Prior (bajo): Napoleone Marconi
* Acciano (bajo): Luigi Vairo
* Sofia (soprano): Amalia Gandaglia
Religiosos, priores, esbirros, soldados, peregrinos, mujeres lombardas, etc.

* Escenografía: Baldassare Cavallotti
* Director del coro: Giulio Granatelli
* Al chémbalo: Verdi en las tres primeras y luego Giacomo Panizza

Según se señala en la época fue un excelente equipo de cantantes

Número de representaciones
Triunfo sin paliativos con 27 representaciones

Dedicatoria
La partitura está dedicada a María Luisa de Parma, regente del ducado de su apellido (actualmente en la Emilia Romagna) que había sido la segunda esposa de Napoleón. A ella también dedicó el Oberto. La causa de debe a la ayuda que había prestado al compositor en sus inicios estudiantiles.

Pequeña anécdota
En vísperas del montaje escénico, Verdi se mostraba muy nervioso y pesimista. Sabido esto por la Frezzolini, soprano de 24 años y ya en la cumbre de la fama, el día del estreno se cuenta que dijo a Verdi: “¡No lo dudéis! Esta noche moriré en el escenario si es preciso, pero la ópera ha de tener un gran éxito”. Esta afirmación de la animosa soprano se dice que no sólo era debida a la música y que también se sentía atraída por la figura del compositor.

BREVES COMENTARIOS


Se busca fervor patrio
Aprovechando el tirón del Nabucco, Verdi compuso una segunda ópera de tema épico pero con una localización mucho más próxima: La Lombardía cuya capital- no lo olvidemos- es Milán. La apelación al sentimiento patriótico es tal que en el acto IV hay un coro “O signore, dal tetto natio” que buscaba- esta vez seguro que con intención- aplicar los efectos que había causado el “Va pensiero” de Nabucco. Los cruzados recuerdan sus tierras lombardas: aquí si que no había que hacer suposiciones. Por ello tuvo problemas con la censura que fueron superados por Solera como buenamente pudo.


El Coro es también protagonista
Si a Nabucco se la puede considerar como una ópera coral- casi un oratorio sino es blasfemia- en el caso de I Lombardi esta circunstancia se acrecienta. Los números y concertantes en los que interviene son muy numerosos, influyendo de modo decisivo en la narración dramática.


¿Es una copia del Nabucco?
A lo largo de la composición de esta ópera, Verdi estaba muy preocupado por si resultaba una simple y desvaída copia del original (ya es sabido que nunca segundas partes fueron buenas). Su instrumentación está cuidada y pulida e incluso rebuscada hasta un grado máximo. Por poner un ejemplo: El terceto final del acto III “Qual voluttà trascorrere- Discurre cual deleite”, apenas algo mas de cuatro minutos de duración pero muy intensos. Y ¿que decir? del comienzo del acto IV con Giselda, Oronte y Coro.


Una curiosidad
Aparece en la partitura (precediendo a la escena 6ª del Acto III) un preludio orquestal al servicio del primer violín y director de la primera representación: Eugenio Cavallini (1806/81). Un recurso que el compositor introducirá luego en La Traviata y algo menos en Don Carlo. También en La Forza, en la página solista de Don Alvaro “la vita è inferno all’ infelice”, hay un acompañamiento de clarinete que en su estreno en San Petersburgo, fue realizado por un músico con el mismo nombre completo que el ya citado violinista.


Libreto y Personajes
Es indudable que esta ópera flojea en unidad estructural y sus personajes tampoco poseen la fuerza y credibilidad de los de Nabucco. Aparecen tantas cosas en el libreto que a Verdi no le da tiempo a detallarlas con su música. Solera no pudo sacar un jugo o un juego más viable, teatralmente hablando, al texto poético original.
Es curiosa la manera tan sencilla del compositor para dibujar musicalmente los dos mundos enfrentados: el cristiano y el oriental. Las formas están ya más fluidamente utilizadas y abundan números de gran belleza melódica y verosimilitud dramática.


Protagonistas
A pesar de que existen numerosos personajes, la importancia musical se concentra en la soprano (Giselda), el tenor (Oronte) y el bajo (Pagano), sin olvidar, por supuesto, al Coro, presente en casi todos los momentos.


Fragmentos importantes
Algunos momentos (sin pretender que se contengan todos):


1.- La plegaria de Giselda del Acto I: “Salve Maria”, AUDIO_1

2.- El aria de Oronte del Acto II: “La mia letizia infondere”, la parte, sin duda, mas conocida de la obra, AUDIO_2

3.- El sublime terceto del Acto III: “Qual voluttà trascorrereAUDIO_3


4.- El coro del Acto IV: “O signore, dal tetto natioAUDIO_4


5.- La cabaleta de Giselda del Acto II: “No! No! giusta causa non è” (dicen que una de las mas originales, vivas y justificables ideadas por el compositor) AUDIO_5


Otra Aria
Con motivo del estreno en Senigallia cinco meses después, Verdi compuso para el tenor boloñés Antonio Poggi- casado con la Frezzolini- una cabaleta: “Come poteva un angelo” que a partir de entonces, quedó incluida inmediatamente en la partitura. AUDIO_6


Fracaso en Venecia
Cuando se estrenó la ópera en Venecia en diciembre de 1843, fue un fracaso, en contraste con el éxito obtenido pocos meses después con Ernani, la primera de varios títulos que serían allí gran acontecimiento. Aparte de consideraciones musicales, no en vano esta antigua república fue una de las últimas regiones- junto con Roma- en integrarse en la nueva nación italiana de 1870.


Un compositor con casco
Aprovechando la anécdota atribuida a Rossini, seguramente refiriéndose a las obras de Verdi hasta la época de galeras: el ímpetu, el ritmo, la fuerza épica, la avasalladora inspiración, la intensidad dramática y ¿porqué no? “i colpi di grancassa (los golpes de timbal)”, no me extraña nada que atormentaran un poco los oídos de nuestro querido músico-gourmet. Así era Nabucco. Así es I Lombardi y mas que seguirán. En mi opinión sólo requieren una cosa imprescindible para disfrutar: unos grandísimos intérpretes. Parece muy obvio y aplicable a todas las óperas pero en éstas se nota mucho más.


DISCOGRAFÍA
Son bastantes abundantes las grabaciones en AUDIO de esta ópera, de las que destacaremos dos:

1.- AUDIO- Lamberto Gardelli (1984)
Arvino
Ezio di Cesare
Pagano Kolos Kovats
Viclinda Zsuzsa Misura
Giselda Sylvia Sass
Pirro Péter Jánosi
Prior de la ciudad de Milán Ferenc Gerdesits
Acciano József Gregor
Oronte Giorgio Castellato Lamberti
Sofia Klári Jász
Orquesta: Ópera Estatal Húngara
Coro: Radiotelevisión Húngara
Grabado en estudio
Hungaroton

2.- AUDIO- James Levine (1996)
Arvino Richard Leech
Pagano Samuel Ramey
Viclinda Patricia Racette
Giselda June Anderson
Pirro Ildebrando D'Arcangelo
Prior de la ciudad de Milán Anthony Dean Griffey
Acciano Yannis Yannissis
Oronte Luciano Pavarotti
Sofia Jane Shaulis
Orquesta: Metropolitan Opera
Coro: Metropolitan Opera
Grabado en estudio
Decca

En cuanto a DVD, señalaremos esta:

DVD- Angelo Campori (1987)
Arvino
Andrea Trabucchi
Pagano Michele Pertusi
Viclinda Elizette Bayan
Giselda Silvia Mosca
Pirro Carlos Fonseca
Prior de la ciudad de Milán Antonio Silva
Acciano Costa Coutinho
Oronte Carlo Bergonzi
Sofia Manuela Castani
Orquesta: San Carlos de Lisboa
Coro: San Carlos de Lisboa
Grabado en directo
House of Opera

1 comentario:

Anónimo dijo...

Amigo mi más sincera enhorabuena, este blog es de las poquisimas cosas que me hacen ver la gran utilidad que puede tener internet, en serio he quedado fascinado por la absoluta entrega en el comentario de cada opera de ese genio que fue Verdi. Sigue así te lo ruego. Muchísimas gracias.

Viciatos.